jueves, 13 de junio de 2013

La isla de las mil fuentes, de Sarah Lark.




La autora de la famosa trilogía de Nueva Zelanda (En el país de la nube blanca, La canción de los maoríes y El grito de la tierra), vuelve a sorprendernos con una maravillosa novela sobre el verdadero amor. 
En un contexto paisajístico que bien podría definirse como el paraíso, Jamaica o Xaymaca (literalmente "la isla de las mil fuentes"), nos cuenta la historia de Nora, hija de un comerciante londinense que se casa por conveniencia con el dueño de una plantación de azúcar, tras la muerte de su primer amor. 
La vida en el Caribe no es como ella había soñado, y sus ansias de libertad se ven completamente mermadas por la sociedad de la isla y por su propio marido. Afectada por las extremas condiciones de vida de la esclavitud, intenta mejorarlas en la medida de sus posibilidades. Pero pronto se ve envuelta en sucesos que harán de su vida algo completamente diferente y tendrá que luchar para ganar sus propios sueños.

La isla de las mil fuentes es una novela exótica, con una prosa muy fluida y que engancha desde el primer momento. Lo más llamativo es quizá que no sólo cuenta una historia, sino que la trama principal discurre a través de otras, y lo hace con soltura, con una mezcla muy interesante entre ficción e historia real. Los personajes están bastante bien definidos y despiertan muchos sentimientos, algunas veces contradictorios. En definitiva, una lectura muy recomendable para este verano que te hará viajar y soñar sin tener que moverte del sofá... 

2 comentarios:

  1. Un libro precioso, que no pude dejar en dos dias.

    ResponderEliminar
  2. Engancha desde el primer momento, es cierto.

    ResponderEliminar